3 razones para el exilio

Me toca. Después de que David iniciara esta cadena de posts en blogs, me ha llegado desde el gran Arnau la deseada oportunidad de decir cuáles son las tres razones que me animarían a largarme de España definitivamente. Y tendré que escoger con dificultad entre la gran cantidad de motivos que se me ocurren todos los días. Tras meditar durante un rato he decidido anotar estos tres en mi lista particular:

1.- La total y absoluta falta de civismo. Esa actitud de niño mimado y consentido al que se le permite tratar a los demás sin respeto, y por supuesto no entender en absoluto lo que es un “bien común” como el contenedor de tu calle, las urgencias médicas, un piso de protección oficial o cualquier cosa que se pueda arrancar con facilidad del parque de tu barrio.

2.- El que a todo el mundo le importe lo que hagan los demás. Esto provoca que haya mucho gilipollas haciendo el tonto para llamar la atención, desde los aburridos tele-personajes del corazón hasta la mujer-liberada-subscritora_del_vogue-clienta_semanal_del_Zara que no puede salir de casa sin parecer un figurín.

3.- Y por supuesto, lo que nos hace diferentes al resto de Europa: la maldita frase sólo aplicable aquí y que mi madre suele decir habitualmente: “más vale caer en gracia que ser gracioso“. Aquí funciona el amiguismo, lo majete o pelota que seas. No importa en absoluto lo que valgas.

Bueno, me voy terminal A para buscar un billete barato, pero sólo de ida.

Con mucho gusto le paso el meme a: Carlitos, Warbriel, Juan Freire y Enrique.

2 thoughts on “3 razones para el exilio

  1. Rayos, no me lo pones fácil. No obstante, lo intentaré. Prometo (bueno, no) un post vomitivo y sensiblero para lo que os tengo acostumbrados…

  2. Bueno, ya lo tengo hecho (¿hola?¿hay alguien?). El día 11 de marzo aparecerá por mi blog. Nos vemos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *