digital kitchen

Hace ya unos años que todas aquellas personas que disfrutan con la ficción visual, pero que la televisión les aporta lo mismo que las sopas de sobre, se han viciado a las series por Internet. No hace falta comentarlo. ¿Y cómo no hacerlo? La verdad es que los últimos años han sido muy fértiles y variados en cuanto a series. No creo que sea casualidad que el desastre cinematográfico y el auge de series se esté dando al mismo tiempo.
Cuando intento comprender la evolución de mi generación en relación a las series me imagino viendo farmacia de guardia hace unos años (con coleta y preocupada por el examen de ciencias naturales) pero entusiasmada por su trama. Y acto seguido me veo viendo true blood, espatarrada en el sofá (con una cerveza en la mano y despreocupada por las ciencias naturales). Y concluyo: El mundo ha evolucionado. Sin embargo, hacer la misma comparación con el cine,¡qué lástima!.

Como ejemplos: Dexter, House, Siete metros bajo tierra, True blood, Nip Tuck, etc. Son series de gran audiencia y algunas más que otras de merecido éxito. Pero hay algo visualmente atractivo en todas; algo que a veces desaparece cuando el capítulo avanza…

¡Si!, la cabecera de todas las series es de la misma compañía… DIGITAL KITCHEN. Tambien de Entre fantasmas y The Company.

Lo cierto es que consiguen representar en unos pocos minutos el argumento de toda la serie. Por ejemplo, en Dexter la cabecera refleja la agresividad de la rutina mañanera americana, porque a ver quien se hace un zumo de pomelo por la mañana. Perfecto para una serie que explica la vida de un asesino en serie:

Otro ejemplo: En True blood la cabecera está compuesta de imágenes de pantanos, pentecostales negros, señores de billar y señoras alegres con short vaquero. Los sureños prejuiciosos. Perfecto para explicar un mundo donde los vampiros son marginados al intentar formar parte de la sociedad actual.

Allá va otro: Me he muerto y me entierran. Todo es normal, natural y tranquilo, como espero que sea:

Y por último la que más me gusta: House. La versión que vemos en España no es la original, ya que en Europa no se reproduce como es por temas de derechos de autor. En esta la música es de Massive Attack, y cuadra prefectamente:

Pero lo que más me ha gustado es la campaña publicitaria de Gillette, de Harley-Davidson, de Monster, de Ecko para…vampiros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *