Tradúceme

Buscando en internet información sobre Roman Polanski, ese director de lado oscuro exiliado en Europa por sus “frenesíes sexuales” de juventud, recordé una de las películas que más me han hecho disfrutar por ahora: “La semilla del diablo“. Durante un año estuve deseando ser Mía Farrow de mayor, llevar vestiditos de “muñequita jackelin” y un corte de pelo Vidal Sasoon. Pero eso no pasó: ni vestiditos ni corte de pelo.

Pero lo qué más gracia me ha hecho ha sido recordar la metida de pata de los traductores de la película. El título original es Rosemary’s Baby (el bebé de Rosemary), muy acertado porque no te da ninguna información, ya que la película juega con dos posibilidades: Rosemary está siendo manipulada por una secta satánica o simplemente está como una chota. Pero los traductores españoles decidieron que no eramos merecedores de tanta intriga y nos desvelaron el final con un título tan evidente como La semilla del diablo .

Otra “pifia” para recordar, pero que en este caso le dio un toquecillo misterioso a la película porque nadie sabía lo que quería decir, fue la traducción de Someone flew over the cuckoo’s nest, que quiere decir algo así como Alguién voló sobre una jaula de locos o sobre un manicomio, pero los traductores tomaron la traducción literal y se quedaron bien tranquilos con un Alguién voló sobre le nido del cuco:

Otro error, que también se produjo en el título original aunque por motivos distintos fue A Clockwork Orange. Esta película está basada en la novela de Anthony Burgess y se pensó que el título provenía de la expresión cockney As queer as a clockwork orange , que sería algo así como tan raro como un perro verde. Así quedó el error en inglés, ya que el título real de la novela es Clockwork Orang, que está escrito en nadstat, jerga rusa inventada por Burgess, en la que Orang singfica hombre, y cuya traducción sería El hombre mecánico.

El error vino en el momento en el que el editor pensó que Orang había sido escrito así por un descuido del autor y se apresuro a corregir añadiendo una “e” antes de enviar la novela a edición, pasando a la historia con ese título. Pero la traducción al español no tiene que ver ni con perros verdes ni con hombres mecánicos…¡con naranjas mecánicas!, ¡toma esa!.

La mayoría de las veces no se cometen errores de traducción si no que simplemente se pasa por encima del título original y se le da uno nuevo “que suena mejor”. Ya puestos podrían cambiar los diálogos al traducir o cambiar el tipo de letra de los creditos a gusto de cada país.
Como sucede en el caso de Braindead, película gore para adolescentes, traducida al español con un sorprendente tú madre se ha comido a mi perro.

Hay cientos de traducciones “libres” como The door in the floor, traducida como Una mujer difícil, Paint your wagon como La leyenda de la ciudad sin nombre o Midnight Cowboy como Perdidos en la noche. .

Menos mal que el intento de traducir Brokeback Mountain por En Terreno Vedado no tuvo mucho éxito y se limitó a una pequeña frase junto al título original, al que hadie hizo el menor caso:

Un comentario sobre “Tradúceme

  1. es la pelicula con la que me identifico ya que tengo alguien similar en las mismas condiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *